Año 2071 - #CiudadesFelices

Actualizado: mar 19

´Es febrero del año 2071, 50 años adelante a partir de este momento y es probable que la mayor parte de las personas que lean esto, ya no estén con nosotros´


Es febrero del año 2071, 50 años adelante a partir de este momento y es probable que la mayor parte de las personas que lean esto, ya no estén con nosotros, o si, dependiendo de los avances médicos que existirán en los próximos años.


La situación en casa es y no, muy diferente a la que vivimos ahora, pues, nuestros hijos o incluso nuestros nietos no pueden salir de su casa, no hay pandemia, lo que sucede es que el aire que respiran no es de buena calidad y las autoridades han determinado tajantemente no salir; también, por séptima vez consecutiva en menos de un mes, no tienen luz, pues desde el día en que la Comisión Federal de Electricidad decidió elevar los precios derivado del alto costo con el que se tiene que producir, muchas personas dejaron de pagarle; normalmente comen alimentos enlatados, y hierven agua con fuego de leña, pues el gas se acabó 5 años antes. Fue un crudo invierno, las temperaturas más bajas de los últimos 15 años, desde que se descubrió que nuestros polos habían perdido toneladas de hielo derivado del incremento en la temperatura planetaria… solo algunos cuantos gozan de energía eléctrica gracias a paneles solares, y tienen alimentos derivados de una reserva natural que cosecharon traspatio. Es un escenario apocalíptico, sin serlo, la vida se esta agotando a ´cuenta gotas´.


´Lo bueno es que hay salud´ algunos todavía dicen.


Algunos se preguntan en qué momento se perdió el camino…y la memoria colectiva nos remonta a lo que paso 50 años antes, en el año 2021, cuando se determinó que ser autosuficiente en la generación de electricidad permitiría el uso de combustible como el carbón y el combustolio para su producción, dos elementos altamente contaminantes para el planeta; cuando no se tomó en cuenta que el uso de energías limpias podía ser más benéfico a largo plazo para las generaciones siguientes; cuando se puso por delante los intereses gubernamentales que los sociales.


En febrero del año 2071, ya es demasiado tarde para arrepentirse de estas acciones; ya no hay tiempo ni energía para organizarse, involucrarse y generar iniciativas sociales de alto impacto que transformen la cultura sustentable en nuestra sociedad.


…Afortunadamente nos encontramos en el año 2021, y aunque centralmente hay decisiones que están fuera de nuestro alcance (por ahora), nosotros, en nuestras ciudades, en nuestra casa podemos tomar acciones para contrarrestar de manera masiva el daño que se le puede estar haciendo a nuestro planeta. A continuación, les comparto la siguientes1:

1. Cambia los focos

Reemplazar una bombilla tradicional por una de bajo consumo ahorra más de 45 kilogramos de dióxido de carbono al año. Cierto que la segunda es más cara, pero resulta más económica a lo largo de su vida. Una sola de ellas puede reducir los gastos de electricidad, según la Comisión Europea.


2. Apaga la tele y la PC

Solo con apagar la televisión, el DVD o el ordenador cuando no estén en uso evitarás que miles de kilos de CO2 salgan a la atmósfera. No dejes los aparatos eléctricos en stand-by (espera): un televisor que permanece encendido durante tres horas al día (la media que los europeos ven la tele) y en stand-by las 21 horas restantes consumirá un 40% de la energía total en el modo de espera.

No dejes el cargador de tu móvil enchufado todo el tiempo, aunque no esté conectado al teléfono, porque seguirá consumiendo electricidad.


3. Conduce menos

Anda, monta en bicicleta, usa el transporte público. Ahorrarás 30 gramos de CO2 por cada 4.5 kilómetros que no conduzcas. Por cada litro de combustible que quema el motor de un coche, se libera una media de 2.5 kilos de CO2, según la Comisión Europea.

Bruselas también recomienda no correr con el coche: gastarás menos gasolina y emitirás menos CO2. Ir a más de 120 kilómetros por hora aumenta un 30% el consumo de combustible, frente a una velocidad de 80 kilómetros por hora.


4. Revisa los neumáticos

Si la presión de tus neumáticos baja 0.5 bares, tu coche consumirá un 2.5% más de combustible y, por tanto, liberará un 2.5% más de CO2. El ahorro de cuatro litros de gasolina evita la emisión de seis kilos de dióxido de carbono.


5. Recicla

Puedes ahorrar más de 730 kilos de CO2 al año al reciclar la mitad de la basura que se produce en casa.


6. Evita mucho embalaje

Escoge productos con poco envase: una botella de 1.5 litros genera menos residuos que tres de medio litro. En la compra usa bolsas reutilizables. Evita las toallitas húmedas y de papel. Puedes evitar la emisión de 1,100 kilos de CO2 si reduces tu basura un 10%.


7. Menos agua caliente

Es necesaria una gran cantidad de energía para calentar agua. Instala un regulador de caudal del agua en la ducha y evitarás la emisión de más de 100 kilos de dióxido de carbono al año.

Lava con agua fría o tibia y ahorrarás 150 kilos de CO2. Ahorras agua caliente y gastas cuatro veces menos energía si en vez de un baño te das una ducha. Cierra el grifo mientras te lavas los dientes. Asegúrate de que tus grifos no gotean: el goteo de uno puede hacer perder en un mes el agua suficiente para llenar una bañera.


8. Vigila los electrodomésticos

Tapar la cazuela mientras cocinas es un modo de ahorrar mucha energía. Aún mejor son las ollas a presión y las vaporeras, que ahorran un 70% de energía.

Usa la lavadora y el lavavajillas solo cuando estén llenos. Si no lo están, usa programas económicos. No hace falta poner una temperatura alta, hoy los detergentes son eficaces incluso cuando es baja. Recuerda que si el refrigerador y el congelador están cerca de los fuegos o de la caldera, consumirán mucha más energía. Si estos son viejos, descongélalos periódicamente. Los nuevos tienen ciclos automáticos de descongelación y son casi dos veces más eficientes. No pongas en la nevera alimentos calientes o templados; ahorrarás energía si dejas que se enfríen primero.


9. Ajusta el termostato

La oscilación de dos grados centígrados en invierno y en verano ahorra más de 600 kilos de dióxido de carbono por hogar en un solo año. Bajar la temperatura un grado puede reducir la factura de la calefacción entre un 5 y un 10%. Cuando ventiles tu casa, abre las ventanas unos minutos, no dejes escapar el calor mucho tiempo.

Si dejas una pequeña abertura todo el día, la energía necesaria para mantener el interior caliente durante seis meses de frío será de casi una tonelada de emisiones de CO2. Aísla bien tu casa. No abuses de los aparatos de aire acondicionado, consumen mucha energía y emiten unos 650 gramos de CO2. Y supone un coste extra en tu factura eléctrica.


10. Planta un árbol

Un solo árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono durante toda su vida.

Recuerda, estamos en el año 2021, y aunque hay decisiones que están fuera de nuestro alcance (por ahora), hay acciones que desde casa podemos impulsar para que nuestro entorno sea un lugar más y mejor habitable, durante mucho más tiempo.


Piensa en tus hijos y en tus nietos, ¿Qué estarán haciendo en el año 2071?


#CiudadesFelices #DesarrolloSustentable


Nos leemos la próxima.


Escríbeme: hola@luisangelgonzalez.mx


1Información tomada el 4 de marzo de 2021, desde el siguiente enlace https://www.economiahoy.mx/economia-eAm-mexico/noticias/160278/02/07/Diez-cosas-que-puedes-hacer-para-frenar-el-cambio-climatico.html





1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo