Ella es Fernanda - #CiudadesFelices

Actualizado: mar 19

´Ella es Fernanda, estudia el 3er Semestre de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, salió hoy de su casa, rumbo a la escuela, pero no volvió….´


Son las seis con veinte minutos de la mañana del lunes 27 de enero de 2020; en la colonia El Paseo, Fernanda sale de su casa con rumbo a Av. Rutilo Torres para tomar el camión hacia la escuela, es el inicio de la segunda semana de clases en la Facultad que, desde que estaba en la ´Silva Herzog´ soñó estudiar; para su ´buena fortuna´ y, dicho sea de paso, estudio constante, logro entrar ´a la primera´, como tradicionalmente se dice. Su padres se sintieron orgullosos, aunque no muy convencidos de la carrera elegida, estaban contentos de que lo hubiera logrado, y de lo entusiasmada que se veía hasta ahora en cada una de sus clases.


Fernanda toma el camión y se dirige hacia la Facultad, a tiempo, como lo había hecho desde hace más de un año; en el camión nota, como de costumbre, rostros conocidos, excepto el de un joven de aspecto desaliñado que no había visto antes; le dio poca importancia, pues ese lunes era relevante ya que definiría en equipo, el proyecto en el cual trabajarían de cara a la semana del diseñador, evento organizado por la escuela.


El camión se había llenado un poco antes de llegar a Mariano Jiménez, esa zona es muy transitada, y últimamente, después de la famosa ´ciclovía´, el tráfico es un poco más intenso de lo normal. Para cuando llega a la Glorieta de Morales, moverse en el pasillo del camión es difícil, aunque esa es la parada para ella, justo enfrente del lugar favorito de su mejor amiga, unas pizzas de buen precio y excelente sabor. En fin, Fernanda baja del camión, y se encamina por la acera de enfrente, del lado derecho, hacia la Facultad.


El día pasa sin mucho sobresalto, normal como cualquier lunes, y en efecto, ese día también come en las famosas pizzas; junto con sus compañeros, hablan sobre el proyecto, y siente alegría al ser quien más ideas propone para el mismo, se siente entusiasmada y a la vez ansiosa de que la ´Semana del Diseñador´ llegase pronto a la facultad. Ese entusiasmo hizo que Fernanda decida alargar su estadía en la cafetería de la Universidad, elaborando algunos trazos e ideas creativas sobre el concepto de su stand y la exposición que harían…para cuando Fernanda ´revira´ eran ya las seis de la tarde, normalmente partía de la facultad alrededor de las tres, y Sofía, su mejor amiga, tenía veinte minutos que se había ido con Samuel, un ´quedante´ que había conocido en 2º semestre.


Fernanda, toma sus cosas, le da el último sorbo a su vaso de café, que en sus propias palabras, la ´hace pensar con mayor claridad´, y se dispone a partir. Justo al salir de la Facultad percibe a lo lejos al joven de aspecto desaliñado que vio por la mañana, se le hizo muy raro que fuese la segunda vez en el día que lo viera, sin embargo esta vez lo observo de frente y su rostro le pareció un poco más familiar, pero no logro reconocer de dónde; el chico desconocido se encontraba ahora con otros jóvenes, a quienes si había observado en la escuela, abordando un vehículo con dirección a Salvador Nava.


Fernanda camina, llega a la parada y aborda su camión de regreso, todo normal, baja tres cuadras antes de casa, camina a un ritmo semi lento, entra a la tienda de la esquina a comprar un yogurth con granola, y en ese momento recibe un mensaje de whats de su amiga Sofía diciéndole: “Amiga, bese a Samuel!!!” ….Fernanda suelta una risa y se siente contenta por su amiga.


Sale de la tienda, camina unos cuarenta metros y llega a su casa, después de un largo día en la escuela, llena de proyectos, alegría y amistad.


Ella es Fernanda, estudia el 3er Semestre de la carrera de Diseño Gráfico en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, salió hoy de su casa, rumbo a la escuela, pero no volvió a las cuatro y media como de costumbre, eran las siete y media, y después de una larga jornada está de vuelta en su hogar, con sus papás.


Así es como debiesen ser los días constantes de todas y cada una de las mujeres, en esta ciudad, en este estado, en este país, naturales, llenos de proyectos, con ideas, sentimientos, alegrías y sorpresas, pero seguros.


Miles de mujeres se desplazan en nuestra ciudad todos los días, durante todo el día, de norte a sur, de oriente a poniente; y hoy, 9 de marzo, la ausencia o no de una mujer en nuestro entorno laboral, estudiantil, en el hogar, en el transitar, en los comercios, en la industria, en las dependencias de gobierno, en los salones de clases, en los hospitales, en las calles y en cada rincón de esta ciudad, representa a una mujer en un día natural, que se siente contenta, llena de energía, esperanzada, con proyectos, con ilusiones; también, quizás cansada o triste, a lo mejor decepcionada, enojada o no, pero siempre, siempre segura.


Todos contribuimos a que esto suceda, hoy es un día histórico para nuestro país, es un día para reflexionar, para evolucionar en nuestro pensamiento, para apoyar a quienes conocieron o tuvieron a alguien que algún día salió y no regreso.


Para exigir que con apoyo de iniciativa privada y pública nunca más sea necesario otro 9 de marzo.


Es tiempo ya, de cultivar con acciones precisas una Ciudad positiva y segura para hombres y para mujeres; pero hoy más para ellas, para que, como Fernanda, vuelvan a casa un par de horas después, pero siempre vuelvan.


Reflexionemos, abracemos y valoremos a cada mujer de nuestro entorno, porque hoy, sin dudarlo, ellas ayudarán a que este país cambie, y que de alguna u otra manera, esta nación se convierta en un lugar un poco mejor a lo que fue ayer.


#NiUnaMenos

#CiudadesFelices


Nos leemos la próxima.


Escríbeme: hola@luisangelgonzalez.mx

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo